sábado, 10 de mayo de 2014

Honda vuelve a los pequeños roadsters, el S660 un salto al futuro.



Durante el salón de Tokio de 2013 nos sorprendió un pequeño biplaza Honda, todavía en estado de concept car, y que ahora podría recibir el visto bueno de la dirección para iniciarse su producción en serie en la factoría de Tokkaichi.

La tradición de pequeños deportivos Honda viene de lejos, cuando la marca nipona lanzó en 1966 su S800, un roadster sencillo y asequible que se popularizó enseguida entre los aficionados al automóvil deportivo y al que le sucedería el no menos celebrado Beat de 1991.

Durante los últimos años, este atractivo segmento de los biplaza descapotables estuvo representado por el añorado S2000, ya retirado del mercado. Con el probable lanzamiento del S660 en 2015, Honda volvería a tener un modelo similar en su gama, ahora escasa en cuanto a los automóviles deportivos.

Con unas líneas inspiradas en el supercar NSX, poco se sabe todavía en detalle del futuro modelo. Tan sólo lo que pudimos averiguar en su presentación del Salón de Tokio de 2013, que su pequeño motor central trasero es un 660 centímetros cúbicos con 64 caballos, límite en Japón para ser considerado un kei-car y beneficiarse con ello y por su pequeñas dimensiones (3,40 metros) de un tratamiento fiscal de mínimos tributos.

De transmisión automática con un cambio de variador contínuo, en Europa podría ser comercializado con una potencia superior para conseguir unas mejores prestaciones que la versión destinada al mercado japonés.