miércoles, 1 de abril de 2015

Mantenimiento de las Ruedas del vehículo

Según los fabricantes de neumáticos, esta revisión debería ser aproximadamente cada dos semanas. Además si entre revisiones detectamos una pérdida constante e importante de presión, deberíamos ir a que nos revisen, puede estar fallando (es fácil que se pierda presión por la válvula) o que tengamos algo clavado en la banda de rodadura.






Pero no todo es la presión. También debemos de tener el neumático limpio en la medida de lo posible. La suciedad que se adhiere a la goma, generalmente el polvo que se desprende de las pastillas de freno y que se queda impregnado en las ruedas, también contribuye a un envejecimiento prematuro de estas. Si circulamos por zonas embarradas o que recientemente han recibido una capa de sal para evitar el hielo, también conviene pasar una esponja y agua fría.


Tenis que saber que hay productos que se emplean para proteger las cubiertas. Una vez aplicado en los flancos, este producto protege la rueda de la suciedad y además, le da un aspecto brillante muy atractivo.






Y ya que nos agachamos a limpiar las ruedas o a mirar la presión, aprovechamos para comprobar el desgaste. Recuerda que está prohibido circular con menos de      1,6 mm de dibujo y que existen testigos a lo largo de toda la banda de rodadura que nos indican el límite de desgaste.